Pensión de viudedad por accidente de trabajo

Pensión viudedad accidente trabajo

La pensión de viudedad por accidente de trabajo o enfermedad profesional tiene unas normas distintas y normalmente más favorables que el resto de pensiones de este tipo.

Además, en caso de fallecimiento por accidente de trabajo o enfermedad profesional, también se generan indemnizaciones adicionales que se explican al final de este mismo artículo.

En aquellos casos en los que el accidente de trabajo (o enfermedad profesional) no se reconocen como tal, existen procesos de determinación de contingencias para su reconocimiento.

¿Qué se considera accidente de trabajo o enfermedad profesional?

Cualquier fallecimiento cuya causa sea el trabajo o profesión que se desarrolla. 

En este sentido, para trabajadores por cuenta ajena se presume la laboralidad salvo prueba en contrario de cualquier contingencia ocurrida durante la jornada de trabajo. Sin embargo, los autónomos tienen que demostrar la conexión entre el fallecimiento y su actividad profesional, aunque aquel ocurra durante su «jornada laboral».

Cuando el fallecimiento ocurre fuera de la jornada laboral, por defecto se considera común, pero puede demostrarse la conexión entre el fallecimiento y un accidente de trabajo o enfermedad profesional.

También se considera que la muerte deriva de accidente de trabajo o enfermedad profesional si se tiene reconocida una incapacidad permanente absoluta o gran invalidez por contingencias profesionales.

Finalmente, los trabajadores desaparecidos tras un accidente laboral sin que se hayan tenido noticias suyas en los 90 días siguientes al mismo, también se consideran fallecidos por contingencias profesionales.

Cotización mínima exigible

En la pensión de viudedad, como ocurre con el resto de pensiones, suele exigirse una cotización mínima por parte de la persona fallecida, para generar derecho a una pensión de viudedad en favor de su cónyuge o de su pareja de hecho.

Sin embargo, como excepción a esta norma, no se exige ninguna cotización mínima previa para acceder a la pensión de viudedad en caso de fallecimiento por accidente de trabajo o enfermedad profesional.

Requisito de matrimonio o pareja de hecho

Por norma general, para que un viudo o viuda pueda acceder a la pensión correspondiente por fallecimiento de quien fue su cónyuge o pareja de hecho, se exige que el matrimonio (o pareja de hecho) haya tenido una duración mínima de un año.

Volvemos a encontrar una excepción para casos de muerte por accidente de trabajo o enfermedad profesional, que no exigen una duración mínima del matrimonio para el reconocimiento de la pensión de viudedad.

Cálculo de la pensión de viudedad por accidente de trabajo

También para el cálculo de la pensión las normas son distintas en caso de fallecimiento por accidente de trabajo o enfermedad profesional.

En estos casos, para el cálculo de la base reguladora (de la cual resultará la pensión), se toma el salario real del trabajador (no las bases de cotización) durante el último año, el cual se dividirá por 12 para obtener el promedio mensual.

En el cómputo de este «salario real» entran todo tipo de retribuciones: salario base, complementos, pagas extraordinarias (incluyendo las de beneficios), comisiones o bonus por objetivos, horas extraordinarias, en en general, cualquier concepto que pueda considerarse salario.

Existen normas de cálculo diferentes según el concepto salarial al que se refiera, por ejemplo, no computan igual el salario base, que las horas extraordinarias. También existen normas especiales para contratos a tiempo parcial y para contratos fijos discontinuos.

Una vez calculada y determinada la base reguladora, sobre la misma se aplicará el porcentaje que corresponda según las circunstancias del beneficiario de la pensión.

Si la persona fallecida era pensionista por jubilación o incapacidad

Puede que un trabajador padezca un accidente de trabajo o una enfermedad profesional que no provoque la muerte inmediata, pero que esa persona acceda a una pensión por incapacidad permanente o por jubilación y posteriormente fallezca siendo la causa la contingencia profesional que padeció tiempo atrás.

En estos casos la base reguladora no se calcula de acuerdo con la norma explicada anteriormente, sino que se toma la misma base reguladora de la pensión de incapacidad permanente o jubilación para calcular la correspondiente pensión de viudedad de su cónyuge o pareja de hecho.

La citada base reguladora debe actualizarse con las correspondientes revalorizaciones.

Indemnización adicional a la pensión de viudedad

Además de la correspondiente pensión de viudedad por accidente de trabajo o enfermedad profesional, también se reconocen las siguientes indemnizaciones:

  • Al cónyuge o pareja de hecho sobreviviente: una indemnización equivalente a 6 mensualidades de la base reguladora.
  • A cada huérfano: una indemnización equivalente a un mensualidad. Si no existe cónyuge o pareja de hecho sobreviviente, las 6 mensualidades que corresponden a estos se distribuyen entre todos los huérfanos.
  • Al padre, a la madre, o a ambos: cuando viven de los ingresos del trabajador fallecido, se les abona una indemnización por 9 mensualidades si solo convive un progenitor, o bien 12 mensualidades si concurren ambos.
Scroll al inicio