Mínimo cotizado para cobrar pensión de viudedad

Cotización mínima pensión viudedad

Para acceder a la pensión de viudedad es necesario haber cotizado un mínimo, que varía dependiendo de la causa del fallecimiento es una enfermedad o accidente común, o es una enfermedad o accidente laboral.

Este mínimo también es distinto si la persona fallecida está de alta o en situación asimilada al alta, en cuyo caso, se rebaja considerablemente en comparación de si no está en situación de alta o asimilada.

Te lo explicamos en este artículo. Y si necesitas consultar a un abogado experto en pensiones, ponte en contacto con nosotros.

Fallecimiento por enfermedad común o accidente no laboral

Cuando una persona fallece por causas ajenas a su trabajo o actividad profesional, debe haber cotizado un mínimo para que su cónyuge o pareja de hecho puedan cobrar la pensión de viudedad.

Este mínimo es distinto según la persona fallecida esté de alta (o situación asimilada), o no lo esté.

Alta o situación asimilada

En este caso, el mínimo cotizado para cobrar la pensión de viudedad es de 500 días dentro de los 5 años anteriores al fallecimiento.

Como situación asimilada al alta se entiende: 

  • Situación de desempleo, incluso cuando se agote la prestación si se mantiene la inscripción como demandante de empleo.
  • Incapacidad temporal (baja médica) incluso después de extinguirse el contrato de trabajo. También cuando se agota el plazo máxima de 545 días.
  • La vigencia de un convenio especial.
  • Los periodos de inactividad de trabajadores fijos discontinuos.

Y varias situaciones más que podéis leer en la propia página del Ministerio de Seguridad Social.

Situación de no alta

En caso de no estar en situación de alta (trabajando en una empresa) o situación asimilada (alguna de las situaciones explicadas en el párrafo anterior), el tiempo mínimo cotizado para cobrar la pensión de viudedad, se incrementa a 15 años cotizados durante toda la vida laboral.

Muerte por accidente de trabajo o enfermedad profesional

En estos casos, no existe un mínimo cotizado exigible para cobrar la pensión de viudedad.

Es decir, aunque fuese el primer día de trabajo de la persona fallecida, su cónyuge o pareja de hecho podrán cobrar la pensión de viudedad.

Además, el fallecimiento por accidente de trabajo o enfermedad profesional tiene normas especiales para el cálculo de pensión de viudedad e indemnizaciones adicionales.

Si la causa del fallecimiento no se ha determinado como accidente de trabajo o enfermedad profesional, puede instarse un proceso de determinación de contingencias. En este sentido, para trabajadores por cuenta ajena se aplica la presunción de laboralidad cuando la causa de la muerte ocurre durante el tiempo de trabajo, por ejemplo, un infarto durante la jornada laboral.

Scroll al inicio