Ejemplos de la Doctrina del Paréntesis en la jubilación

Doctrina paréntesis jubilación

Es generalmente conocido que para poder cobrar una pensión contributiva, es necesario haber cotizado un mínimo de 15 años durante toda la vida. Técnicamente se conoce este requisito como «carencia genérica».

Pero existe un requisito, tal vez menos conocido, que exige también haber cotizado al menos 2 años entre los 15 anteriores a la jubilación. Se trata de la llamada «carencia específica».

Estos son los dos requisitos de cotización mínima para acceder a una jubilación contributiva. Hay personas que por culpa de una época de desempleo al final de su vida laboral, no cumplen este segundo requisito y se les deniega el acceso a la jubilación, sin paliativos.

Sin embargo, existe la denominada doctrina paréntesis en la jubilación, que flexibiliza este requisito de cotización para ayudar a personas que debido a un desempleo involuntario, no cumplen la carencia específica.

Publicidad: Si quieres saberlo todo sobre la jubilación, no te pierdas mi nuevo libro De cara a la jubilación: información actualizada y adaptada a las últimas reformas + consejos para que tu pensión sea la mejor posible. Click en la imagen para compararlo:

¿Qué es la doctrina del paréntesis?

Como se ha adelantado, para acceder a la jubilación es necesario contar con 2 años cotizados entre los 15 anteriores al momento de la jubilación.

Sin embargo, en el caso de personas desempleadas de forma involuntaria que no han cotizado durante los últimos años de su carrera laboral, se abre un paréntesis desde el momento en que cesó la obligación de cotizar hasta su jubilación.

Esto supone que los 2 años de carencia específica requeridos, se buscarán entre los 15 anteriores al momento en que cesó su obligación de cotizar, y no entre los 15 anteriores al momento de la jubilación.

Requisitos para la aplicación de la doctrina del paréntesis en la jubilación

La norma general indica que, para aplicar la doctrina paréntesis, la persona desempleada debe permanecer inscrita ininterrumpidamente como demandante de empleo, aunque no cobre subsidio por desempleo, por ejemplo, por superación de rentas.

De hecho, cobrar el subsidio para mayores de 52 años, cotiza a efectos de jubilación (base reguladora y porcentaje), pero no cotiza a efectos de completar la carencia específica.

Sea como sea, es obligatorio una inscripción ininterrumpida como demandante de empleo. Las interrupciones significativas, como puede observarse en esta Sentencia del Tribunal Supremo, comportan la inaplicación de la doctrina del paréntesis y por tanto, que no se pueda acceder a la jubilación. Estas interrupciones únicamente podrían justificarse por una grave enfermedad o dolencia, aunque no en todos los casos.

Sin embargo, interrupciones menos significativas, por ejemplo, 81 días, no se tienen en cuenta y no pueden justificar la inaplicación de la doctrina del paréntesis, como puede leerse en esta otra sentencia del Tribunal Superior de Galicia.

Ejemplo de aplicación de la doctrina del paréntesis

Vamos a explicar esta doctrina con un ejemplo práctico para su fácil comprensión.

Manolito, quien fue albañil toda su vida, perdió su empleo en 2005. Cobró un año de paro hasta febrero de 2007, cuando dejó de cotizar. Posteriormente, vino la crisis del ladrillo y además, con problemas de salud propios de la edad, Manolito no consiguió ningún otro empleo.

Le toca jubilarse en diciembre de 2023, pero lleva más de 15 años sin cotizar, por lo que incumple con la carencia específica de 2 años.

Sin embargo, Manolito estuvo inscrito como demandante de empleo y renovando religiosamente su inscripción cada vez que le tocaba. Motivo por el cual se le aplica la doctrina del paréntesis en la jubilación.

De este modo, los 2 años de carencia específica que se exigen a Manolito, no se buscarán en los 15 años anteriores a diciembre de 2023, sino en los 15 años anteriores a febrero de 2007.

Y como además, Manolito tiene cotizados más de 15 años durante toda su vida (carencia genérica) y cumple el resto de requisitos, podrá acceder sin problemas a su pensión de jubilación.

Integración de lagunas

Que se abra un paréntesis a efectos de cumplir con la carencia específica, no significa que la base reguladora se calcule según un periodo anterior. La doctrina paréntesis únicamente sirve para cumplir el requisito de carencia específica de 2 años.

La base reguladora se calcula según el periodo que corresponda. Podéis encontrar información en el artículo enlazado. Sobre la misma se aplicará el correspondiente porcentaje, que tampoco se verá afectado o alterado por el paréntesis.

Si existen lagunas por no haber cotizado, las mismas se integrarán según las normas del mecanismo de integración de lagunas que corresponda en cada caso. No debe confundirse la doctrina paréntesis con la eliminación de las lagunas.

Scroll al inicio