reforma subsidio mayores 52

Novedades en la reforma del Subsidio para mayores de 52 años

Se ha derogado la reforma del subsidio que se publicó mediante Real Decreto 7/2023 por lo que volvemos al régimen anterior, y lo que se explica en este artículo, por el momento, queda sin efecto.

La reforma del subsidio para mayores de 52 años ya se ha publicado en el BOE. 

Se trata de una reforma de calado, no solo para el subsidio para mayores de 52 años, sino para todos los subsidios por desempleo existentes. La mayor parte de la reforma entrará en vigor el día 1 de junio de 2024.

En lo referente al subsidio para mayores de 52 años se produjo un cambio in extremis de significativa relevancia: la rebaja de la cotización que paga el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en favor de los beneficiarios del subsidio de cara a su jubilación.

Además, se aprueba un complemento económico de apoyo al empleo para quienes encuentren trabajo o mantengan un trabajo antes de iniciar el cobro del subsidio, que podrán compatibilizar durante 180 días.

Vías de acceso al subsidio

Las vías de acceso al subsidio se mantienen tras la reforma, podrán acceder las personas que hayan agotado una prestación por desempleo o hayan cotizado menos de 360 días, pero más de 90.

Agotar la prestación por desempleo

Sea cual sea la duración de la prestación contributiva (paro), primero hay que agotarla. Y una vez agotada, es posible acceder al subsidio para mayores de 52 años, siempre que se cumplan el resto de requisitos.

Se elimina el mes de espera obligatorio tras agotar la prestación, de modo que, una vez agotada, puede solicitarse el subsidio en el plazo de 15 días.

Haber cotizado más de 3 meses

Si no se ha cotizado lo suficiente para cobrar la prestación por desempleo (360 días) es posible acceder al subsidio para mayores de 52 años siempre que se hayan cotizado, al menos, 3 meses, el cese en el último trabajo haya sido involuntario y se cumplen el resto de requisitos.

Requisitos de cotización

Para acceder al subsidio para mayores de 52 años, deben cumplirse los requisitos de cotización mínimos para acceder a la jubilación ordinaria:

Cotización de al menos 15 años

Es obligatorio haber cotizado al menos 15 años durante toda la vida laboral, y como se trata del mismo requisito de acceso a la jubilación, a estos efectos deben contar también los trabajos a tiempo parcial y como autónomo.

2 años cotizados en los últimos 15

Igual que en la jubilación, es obligatorio que 2 años de cotización estén comprendidos en los 15 años anteriores a la solicitud del subsidio.

6 años cotizados al desempleo

Es igualmente obligatorio contar con al menos, 6 años cotizados al desempleo. Estas cotizaciones se consiguen en el Régimen General, pero no el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), por eso, quienes han estado toda la vida de alta en el RETA y no han cotizado en el Régimen General, tienen problemas para acceder al subsidio.

Carencia de rentas

Otro requisito básico es carecer de rentas superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) vigente. Este año 2023 son 810 euros brutos.

Si quieres saber las rentas que cuentan y las que no cuentan, puedes leer los siguiente artículos:

Como novedades destacables, la reforma del subsidio prevé las siguientes:

No se considerarán rentas durante el periodo de compatibilidad con la percepción del subsidio: Las rentas del trabajo devengadas por la persona beneficiaria. Esto supone que una persona puede estar trabajando a tiempo parcial y cobrando más de 810 euros brutos, mientras cobra el subsidio.

Tampoco se consideran rentas el importe de las cuotas destinadas a financiar un convenio especial, que perciban los beneficiarios.

Sí que se considera rendimiento presunto: que puedan deducirse del montante económico del patrimonio”. Da a entender que el dinero depositado en cuentas corrientes también generará rendimiento presento. Habrá que esperar a que se publique la nueva instrucción de rentas a ver cómo interpreta esto el SEPE, organismo gestor de la ayuda.

Responsabilidades familiares

En el borrador de la reforma se expuso lo siguiente:

Además, se posibilita que los mayores de cincuenta y dos años puedan acceder al subsidio, bien porque ellos mismos carezcan de rentas, bien porque tengan responsabilidades familiares.

Se trataba sin duda de una novedad importante, pues permitía a personas mayores de 52 que tuviesen rentas propias por encima del 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) acceder al subsidio especial, siempre que pudiesen acreditar responsabilidades familiares.

Sin embargo, finalmente esto no se cumplió y desapareció esta posibilidad cuando se publicó definitivamente el texto en el BOE. Ciertamente, se mantuvo para acceder a otro tipo de subsidio por desempleo asistencial (que no cotiza y tiene una duración limitada), pero no al especial para mayores de 52 años (que cotiza para la jubilación y se puede percibir de forma indefinida hasta la edad de jubilación ordinaria).

Por tanto, quienes tengan rentas por encima del 75% del SMI vigente, podrán acceder al subsidio por desempleo asistencia, pero no al especial para mayores de 52 años.

Cuantía del subsidio para mayores 2024

La cuantía del subsidio por desempleo se calcula según el Indicar Público de la Renta para Efectos Múltiples (IPREM) que este año 2023 es de 600 euros y esperamos que en las próximas semanas se conozca el de 2024.

Se ha reformado la cuantía del subsidio por desempleo. Con carácter generalizado se ha incrementado de este modo:

  • 95% IPREM durante los 6 primeros meses.
  • 90% IPREM desde el 7º hasta el 12º mes.
  • 80% del IPREM a partir del mes 13.

Sin embargo, se mantiene la del subsidio para mayores de 52 años.

Se percibirá durante todo el periodo la cuantía equivalente hasta el 80% del IPREM. Este año 2023 son 480 euros.

Este subsidio puede percibirse hasta llegada la edad de jubilación ordinaria.

Cotización del subsidio para mayores 2024

La reforma del subsidio para mayores de 52 años ha incorporado una modificación de última hora en cuanto a la cotización del subsidio: se rebajará a partir de junio de 2024.

Quienes actualmente son beneficiarios del subsidio mantendrán la cotización equivalente al 125% de la base mínima vigente en el Régimen General. Este año 2023 son 1.260 euros y por tanto, el 125% son 1.575 euros. Pronto conoceremos también la de 2024.

Pero quienes soliciten el subsidio a partir de 1 de junio de 2024 verán rebajada la cotización del siguiente modo:

  • 120% de la base mínima en 2024.
  • 115% de la base mínima en 2025.
  • 110% de la base mínima en 2026.
  • 105% de la base mínima en 2027.
  • 100% de la base mínima en 2028.

Con esta cotización se ayuda a que, las personas que han quedado desempleadas en la última etapa de su vida laboral, no vean afectada su futura pensión de jubilación, o al menos, la misma no empeore sobremanera.

La rebaja de la cotización, obviamente, supone un empeoramiento de las futuras pensiones.

Complemento de apoyo al empleo

Como novedad, se ha aprobado que quienes encuentren un trabajo, puedan compatibilizarlo con un complemento económico durante un máximo de 180 días.

La cuantía de este complemento también se calculará según el IPREM y dependerá de dos variables:

  • La jornada del trabajo que se compatibilice.
  • El número de trimestres que se haya consumido el subsidio.

Las cuantías del complemento de apoyo al empleo quedarían del siguiente modo:

Complemento de apoyo al empleo (subsidio por desempleo) compatible con trabajos a tiempo completo o parcial
Complemento de apoyo al empleo (subsidio por desempleo) compatible con trabajos a tiempo completo o parcial