Subsidio para mayores de 52 con cargas familiares

subsidio mayores 52 cargas familiares

Se ha derogado la reforma del subsidio que se publicó mediante Real Decreto 7/2023 por lo que volvemos al régimen anterior, y lo que se explica en este artículo, por el momento, queda sin efecto.

Sobre el subsidio para mayores de 52 años con cargas familiares, primero se dijo una cosa, pero luego se publicó otra.

Concretamente, en el borrador de la reforma del subsidio, en su exposición de motivos menciona lo siguiente: no se excluirá al solicitante por percibir rentas propias por encima del 75% del salario mínimo interprofesional, ni por no tener en la unidad familiar algún miembro con ingresos inferiores a dicho porcentaje.

Esto suponía la posibilidad de que, una persona, incluso superando el nivel de rentas permitidas, pudiese acceder al subsidio para mayores de 52 años (ayuda + cotización) siempre que acredite tener responsabilidades familiares.

Pero posteriormente, según el texto finalmente publicado en el BOE, se limitó esa posibilidad, de modo que no se podrá acceder al subsidio para mayores de 52, pero sí al subsidio por desempleo (sin cotización y con una duración limitada). Te lo explicamos en este artículo.

Si quieres consultar a un abogado especialista en subsidios y seguridad social, puedes escribir a través del buzón de consultas 😉

Requisito de rentas

Es bastante conocido que para cobrar el subsidio para mayores de 52 años, el beneficiario no podía tener rentas propias superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (esto son 810 euros brutos en 2023).

A partir de ahora, si se tienen responsabilidades familiares, incluso superando las rentas, se podrá acceder al subsidio por desempleo, pero no al de mayores de 52 años.

  • Subsidio por desempleo a nivel asistencial por responsabilidades familiares con duración máxima de 30 meses sin cotización ✅

Responsabilidades familiares

Según la nueva reforma del subsidio, las responsabilidades familiares se acreditan cuando el total de ingresos de la familiar (ingresos, rendimiento o rentas) dividido por el número de miembros que la componen, no es superior al 75% del SMI.

Por ejemplo, Una familia compuesta por 4 miembros: tiene rentas de 2.000 euros brutos, de los cuales, 1.000 euros corresponden al beneficiario del subsidio. Estos 2.000 euros divididos entre 4 miembros son 500 euros, de modo que, no superan el umbral de rentas permitida. 

En este ejemplo, aunque el beneficiario del subsidio, de manera personal, sí que supera el máximo de rentas permitidas (75% SMI), como de forma conjunta, en su familia no se supera ese umbral, tiene derecho al subsidio. ✅ Siempre que no se trata del subsidio para mayores de 52 años, cuyo acceso se restringe solo a personas sin rentas 

¿Quiénes se consideran miembros de la unidad familiar?

A los efectos comentados anteriormente, se consideran los miembros de la unidad familiar:

  • Cónyuge.
  • Hijos menores de 26 años.
  • Hijos mayores con discapacidad.
  • Menores acogidos o en guarda con fines de adopción o acogimiento, que convivan o dependan económicamente del beneficiario del subsidio.
  • Pareja de hecho si convive con el beneficiario y tienen un hijo en común.

¿Qué se consideran rentas?

A efectos de valorar si se supera o no el nivel de ingresos o rentas, se consideran las de prácticamente cualquier procedencia:

  • Los ingresos o salarios procedentes de actividades económicas o el trabajo por cuenta ajena. A estos efectos, la reforma del subsidio considera (novedosamente) que no computa como renta: el salario percibido por el trabajo compatible con el subsidio que realice el beneficiario durante el cobro del mismo.
  • Los rendimientos efectivo del capital mobiliario, como acciones, criptomonedas, fondos de inversión, y demás instrumentos financieros.
  • El rendimiento presunto. Para calcular el rendimiento presunto, se toma el valor del capital o inversión, se multiplica por el interés legal del dinero (3,25% en 2023) y se divide entre 12.
  • Rendimiento efectivo del capital inmobiliario, como rentas de alquiler de inmuebles. Y el rendimiento presunto, que se aplica sobre el valor catastral.
  • Las plusvalías o las ganancias patrimoniales.
Si quieres saber más sobre rentas computables, lee nuestro artículo o la instrucción de rentas del SEPE.

Rentas no computables

En sentido contrario, se excluyen del cómputo de rentas, algunas como las siguientes:

  • El propio subsidio que percibe el beneficiario.
  • El salario de trabajos compatibles con el subsidio.
  • Prestaciones por hijos a cargo o ayudas a la dependencia.
Si quieres profundizar sobre las rentas excluidas del cómputo a efectos del subsidio, puedes leer este artículo:
Scroll al inicio