Jubilación Empleadas del Hogar

Jubilación empleadas del hogar

En este artículo veremos en qué se diferencia la jubilación de las empleadas del hogar en comparación con la de otros trabajadores del Régimen General.

Las empleadas del hogar, mujeres en su gran mayoría, son un colectivo que históricamente fue tratado de forma injusta en cuanto a derechos laborales y sociales, -véase que hasta octubre de 2022 no cotizaron por desempleo ni tenían prestación en caso de despido-, pero actualmente, forman parte de un sistema integrado en el Régimen General que está en remontada y ya se equipara en muchas de cuestiones al resto de los trabajadores, incluida la protección por desempleo.

La relación laboral de las empleadas domésticas tiene unas características especiales, ya que conecta a un trabajador con un empleador que no ejerce una actividad económica, sino que lo contrata para un servicio en su hogar familiar.

Aunque sigue siendo innegable que las relaciones laborales de este sector son en mayor medida más precarias que en otros colectivos, lo cual es una realidad que necesita un cambio, sin duda.

Jubilación de las empleadas del hogar

En lo que a jubilación se refiere, las normas son idénticas a las del Régimen General, con una única particularidad: no se les integran lagunas desde 2012 hasta 2023.

Normas generales

No existen diferencias en el cálculo de la pensión de jubilación de las empleadas domésticas en comparación al resto de los trabajadores del Régimen General.

Se calcula la base reguladora según las bases de cotización de los últimos 25 años o del periodo ampliado que entró en vigor con la reforma de las pensiones de 2023. Sea cual sea el número de bases de cotización utilizadas para el cálculo, se actualizarán según la evolución del IPC desde la mensualidad en cuestión.

Una vez calculada la base reguladora, sobre la misma se aplica el porcentaje que corresponda según los años cotizados durante toda la vida laboral. Y de esta operación se obtiene la pensión de jubilación de la empleada del hogar, en bruto y por 14 pagas (es decir, doce mensualidades más dos pagas extraordinarias en verano y navidad).

Aquí dejo un enlace que te dirige a un artículo más detallado sobre el cálculo de la pensión de jubilación.

No se integran lagunas entre 2012 y 2023

La integración de lagunas es un derecho que consiste en completar con la base de cotización mínima las mensualidades que no se hayan cotizado dentro del periodo de cómputo para el calculo de la pensión de jubilación, o que tengan una base de cotización inferior a la mínima.

La ausencia de integración de lagunas desde 2012 hasta 2023 en las empleadas del hogar empeora considerablemente la pensión de jubilación de aquellas personas con periodos de inactividad no cotizada, ya que esas mensualidades quedan a cero euros o por una cuantía cotizada inferior a la mínima, lo cual reduce significativa la base reguladora y, por tanto, la pensión de jubilación.

Con la aprobación y publicación del Real Decreto 16/2022 el mecanismo de integración de lagunas será aplicable a los trabajadores del sistema especial de empleados del hogar, aunque excluyendo expresamente el periodo comprendido desde el año 2012 hasta el año 2023.

Publicidad: Si quieres saberlo todo sobre la jubilación, no te pierdas mi nuevo libro De cara a la jubilación: información actualizada y adaptada a las últimas reformas + consejos para que tu pensión sea la mejor posible. Click en la imagen para compararlo:

Jubilación anticipada y jubilación parcial

Por otra parte, las empleadas del hogar tienen el mismo derecho y en las mismas condiciones que el resto de los trabajadores para acceder a la jubilación anticipada, esto es, adelantar su edad de jubilación entre 2 (jubilación anticipada voluntaria) o bien, 4 años (jubilación anticipada involuntaria).

También pueden acceder a la jubilación parcial que les permitirá reducir su jornada de trabajo y cobrar una pensión de jubilación proporcionalmente inversa a la jornada de trabajo reducida que mantengan con su empleador.

Scroll al inicio