Jubilación para madres y padres con hijos

Los hijos vienen con un pan bajo el brazo y también con diversos beneficios para padres y madres en su jubilación. Cotizaciones ficticias que se suman a su vida laboral para mejorar la pensión y un complemento económico denominado «brecha de género».

Ciertamente, estas cotizaciones ficticias no se pueden observar en una vida laboral corriente (de las que se pueden descargar en la sede electrónica de la Seguridad Social), pero para el cálculo de la pensión de jubilación se tendrán en cuenta.

Este artículo es una guía sobre los distintos derechos, cotizaciones ficticias y complementos que tienen en su jubilación los padres y madres con hijos. Encontrarás enlaces que te dirigen a artículos concretos y más detallados sobre los temas que en esta guía se resumen, por si te interesa ampliar información.

112 días de cotización por parto

El primer beneficio de este artículo es un derecho reconocido únicamente a la madres.

Supone que toda madre, independientemente de la fecha de nacimiento de su hijo, contará con una cotización adicional de 112 días por cada parto, y en caso de parto múltiple, es decir, gemelos, trillizos, etc., se sumarán 14 días más por cada hijo.

Estos días no tienen una base de cotización económica asociada. Pero suman a efectos de:

  • Alcanzar la cotización mínima necesaria para acceder a la jubilación contributiva en cualquier modalidad, incluyendo la anticipada.
  • Para determinar la edad de jubilación, que como se ha dicho en artículos anteriores, dependiendo del tiempo cotizado, puede ser entre los 65 y 67 años.

Sin embargo, según el propio artículo 235 de la Ley General de la Seguridad Social, no se beneficiarán de estos 112 días de cotización por parto, funcionarias y trabajadoras cuando: en el momento del parto, se hubiera cotizado durante la totalidad de las dieciséis semanas o durante el tiempo que corresponda si el parto fuese múltiple.

270 días de cotización por cuidado de hijos

Además de lo anterior, pueden contar con una cotización adicional de 270 días por cuidado de hijos tanto madres como padrescuando en el periodo comprendido entre los 9 meses anteriores al parto y el sexto cumpleaños de su hijo, se haya interrumpido la cotización por la extinción de una relación laboral (sea cual fuere la causa) o haya finalizado el cobro de la prestación por desempleo (paro).

Estos días de cotización sirven a todos los efectos, salvo: para cumplir la cotización mínima necesaria para acceder a la jubilación contributiva, ni tampoco para adelantar la edad de jubilación anticipada.

También pueden beneficiarse de este derechos los padres o madres por acogimiento o adoptación. En este caso, la falta de cotización debe estar comprendida entre los 3 meses anteriores a la resolución y la finalización del sexto año posterior a la misma.

No se reconocen 270 días de forma automática, únicamente se reconocen los días en que efectivamente, exista interrupción de una relación laboral durante el lapso citado, siendo el límite máximo, 270 días reconocidos por cada hijo. Pero si la falta de cotización comprende, por ejemplo, 124 días, únicamente se sumará ese número de días cotizados.

Solo puede beneficiarse un progenitor y, en caso de desavenencias, se reconoce a las madres.

Complemento por hijos (brecha de género)

Inicialmente existía el llamado complemento por maternidad, que solo se reconocía a las madres, no a los padres. Motivo por el cual, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea lo consideró discriminatorio. De hecho, ahora, los hombres que cumplan los mismos requisitos que las mujeres, pueden reclamarlo con efectos retroactivos, incluso aunque ya se haya reconocido a la madre.

Debido a esta sentencia, el Gobierno tuvo que modificar el complemento, creando el que ahora se llama «complemento por brecha de género». 

Este año 2023 supone una cantidad de 30,40 euros mensuales brutos por cada hijo nacido o adoptado, siendo el tope máximo 121,60 euros, es decir, el equivalente a 4 hijos.

Solo se reconoce a un progenitor, habitualmente la madres.

Requisitos para hombres

Puede reconocerse al padre cuando la pensión sea inferior a la de la madre y, además:

  • Si el hijo es nacido o adoptado antes de 31 de diciembre de 1994: tenga un mínimo de 120 días sin cotización entre los 9 meses anteriores y los 3 años posteriores al nacimiento o a la resolución de adopción.
  • Si el hijo es nacido o adoptado a partir de 1 de enero de 1995, los requisitos aplicables a hombres son: que su pensión sea inferior a la de su mujer y, además, tenga una reducción en las bases de cotización superior al 15% de las 24 mensualidades posteriores al nacimiento o adopción, en comparación con las 24 anteriores a dicha fecha.

Reducción de jornada o excedencia

Dos derechos de conciliación familiar básicos son la reducción de jornada para la guarda legal de un menor de 12 años y la excedencia para cuidado del hijo hasta los 3 años.

En ambos casos, a efectos de jubilación, se complementarán las bases de cotización de la persona solicitante del derecho de conciliación:

  • En caso de reducción de jornada, 2 años de cotización al 100%, como si no se hubiese reducido la jornada. Si el cuidado es para un menor con enfermedad grave (CUME) se complementan las cotizaciones todos los años necesarios hasta que el menor cumpla 18 años.
  • En caso de excedencia, el periodo máximo de 3 años que pueda durar la misma, el solicitante tendrá a efectos de jubilación, las bases de cotización equivalentes al promedio de los 6 meses anteriores al inicio del disfrute de la misma.