Incapacidad Permanente por Fibromialgia

Incapacidad permanente fibromialgia

Existe una afección, predominante en las mujeres, que causa dolores en distintos puntos del cuerpo, cansancio o fatiga crónica, y a menudo, otros síntomas como migrañas, tristeza, o problemas de concentración.

Se trata de la fibromialgia. No se conoce bien el origen de esta enfermedad, algunos científicos piensan que está relacionada con la genética, otros que proviene de un virus, y otros que pueden desencadenarla las lesiones frecuentes.

Sea como fuere, es una afección que puede ser invalidante para quien la padece. Hoy vamos a tratar la incapacidad permanente por fibromialgia.

Si quieres consultar a un abogado experto en incapacidad permanente, puedes escribirnos a través del buzón de consultas.

Baja laboral por fibromialgia

En muchas ocasiones, el diagnóstico por fibromialgia se hace demorar, aunque los síntomas existan, por ese motivo, los trabajadores suelen pedir la baja médica, no por fibromialgia, sino por los síntomas que produce.

Esta baja médica se puede prorrogar hasta 545 días (1 año y medio) tiempo durante el cual, se deben realizar las pruebas diagnósticas pertinentes.

Una vez diagnosticada la fibromialgia, se establecen algunos parámetros como el cuestionario FIQ, los puntos gatillo o las escalas de dolor y cansancio.

Dependiendo de los resultados, se puede puede clasificar la fibromialgia en leve, grave o muy grave. 

Pruebas médicas de la fibromialgia

Una vez diagnosticada la fibromialgia, se determinan una serie de valores muy importantes para comprender la intensidad y gravedad de esta afección crónica.

Los puntos de dolor (puntos gatillo) sobre un total de 18.

El cuestionario de impacto de la fibromialgia (FIQ).

Las escalas de dolor y cansancio entre 1 y 10.

Además, se determinan las zonas de dolor predominante o los factores que alivian o empeoran los síntomas.

Síntomas y limitaciones laborales en trabajadores con fibromialgia

La fibromialgia provoca numerosos síntomas, sin duda, el más generalizado es el dolor, que puede localizarse en numerosos puntos del cuerpo (nuca, hombros, pecho, cadera, rodillas, codos, etc.). Existe una clasificación de 18 puntos de dolor (puntos gatillo). Dependiendo del paciente, los dolores pueden ser predominantes en lugares distintos.

Además, la fibromialgia causa la llamada fatiga crónica, una sensación de cansancio permanente.

Estos son los síntomas más frecuentes, pero no los únicos. La fibromialgia puede ocasionar otros síntomas como depresión, ansiedad, problemas de concentración o memoria, hormigueo en manos y pies, intestino irritable, problemas para dormir, etc.

El conjunto de estos síntomas, puede ser invalidante para un trabajador, especialmente si se tienen profesiones con mayores exigencias físicas, por ejemplo: trabajadores de la construcción, operarios de fábricas, industrias siderometalúrgicas, mecánicos, trabajadores o trabajadoras de la limpieza, etc.

Incapacidad Permanente por Fibromialgia

Un paciente por fibromialgia puede tener una incapacidad permanente total, una absoluta o puede que no le reconozcan ninguna incapacidad.

Todo depende del grado de invalidez que ocasione la fibromialgia (síntomas, limitaciones…) puesto en contraste con su profesión y las exigencias de la misma.

Incapacidad permanente total

Es posible el reconocimiento de incapacidad permanente total por fibromialgia para trabajadores pertenecientes a profesiones de mayor exigencia física: industria, construcción (albañiles, peón de obras, públicas…), mecánicos, agricultores, ganaderos, etc.

Para ello deben tener diagnosticada una fibromialgia moderada o grave.

A trabajadores cuyas profesiones sean más sedentarias que las comentadas anteriormente, este grado de fibromialgia probablemente no les resulte suficiente para lograr una incapacidad permanente, aunque siempre hay que valorar el caso individualmente y la concurrencia con otras dolencias o enfermedades.

Incapacidad permanente absoluta

En los casos diagnosticados como severos o graves, esto es FIQ = a 59 o más, es posible el reconocimiento de una incapacidad permanente absoluta por fibromialgia.

Aunque será importante, en estos casos, valorar los síntomas que concurren y las limitaciones que provocan, especialmente los puntos de dolor (puntos gatillo), el cansancio y en su caso, la concurrencia de otras dolencias (depresión, discopatías…).

Scroll al inicio