Jubilación parcial contrato relevo

Jubilación parcial 2023 y contrato de relevo

Cumplidos los 62 años uno puede optar (o intentar) reducir su jornada de trabajo y solicitar una jubilación parcial. Es una buena oportunidad para empezar a desvincularse de sus obligaciones profesionales y disfrutar más de su vida personal y familiar.

Aunque en los últimos años se han endurecido un poco las condiciones, la jubilación parcial sigue siendo una de las modalidades de jubilación más interesantes por varias ventajas que descubrirás en este artículo y desde el punto de vista económico, es más favorable que la jubilación anticipada porque no se aplica penalización alguna sobre la pensión.

Esta jubilación también existe para quienes, cumplida su edad de jubilación desean seguir trabajando, aunque con una jornada reducida y cobrando una parte de pensión.

Publicidad: Si quieres saberlo todo sobre la jubilación, no te pierdas mi nuevo libro De cara a la jubilación: información actualizada y adaptada a las últimas reformas + consejos para que tu pensión sea la mejor posible. Click en la imagen para compararlo:

Jubilación parcial antes de los 65 años

Antes de cumplir la edad de jubilación ordinaria, un trabajador puede valorar acogerse a una jubilación parcial y de este modo, reducir su jornada de trabajo entre un 25% y un 75% y a su vez, cobrar la parte proporcionalmente inversa de la pensión de jubilación que le corresponda.

Una vez alcanzada la edad ordinaria de jubilación (65 años o la que corresponda), se le recalculará la pensión de jubilación plena teniendo en cuenta las cotizaciones generadas durante el tiempo de trabajo a tiempo parcial, pero, incrementadas como si hubiese estado trabajando a tiempo completo.

Para acogerse a la jubilación parcial en 2023 o años venideros, es necesario cumplir una serie de requisitos, que se explican a continuación en este artículo.

Edad de jubilación parcial 2023

Actualmente estamos en un sistema transitorio que supone que la edad mínima para acceder a la jubilación parcial se incremente año tras año, hasta llegar a 2027.

Este año 2023 son necesarios 35 años y 9 meses cotizados durante toda la vida laboral para acceder a la jubilación parcial a partir de los 62 años y 4 meses. Si se ha cotizado menos de ese tiempo, es necesario esperar hasta los 63 años y 8 meses para solicitar la jubilación parcial.

Edad jubilación parcial en 2023
Edad mínima para la jubilación parcial según cotizaciones y año de jubilación

Requisitos para la jubilación parcial 2023

Además de tener cumplida la edad que corresponda según la tabla anterior, es necesario cumplir otros requisitos para acceder a la jubilación parcial.

Es necesario tener un contrato a tiempo completo y una antigüedad mínima de 6 años en la empresa.

Además, es obligatorio tener una cotización mínima de 33 durante toda la vida laboral. Esta cotización mínima no debe confundirse con la cotización exigida para acceder a los 62 años y 4 meses, son requisitos de cotización distintos.

Los trabajadores con discapacidad superior al 33% pueden acceder a la jubilación parcial acreditando 25 años de cotización mínima.

Jubilación parcial en el convenio colectivo

Ni el Estatuto de los Trabajadores ni la Ley General de la Seguridad Social recogen una obligación expresa de las empresas a aceptar cualquier solicitud de jubilación parcial propuesta por sus empleados.

En consecuencia, a falta de obligación legal, la jubilación parcialmente únicamente será exigible si se recoge en el convenio colectivo de aplicación a la empresa.

Algunos convenios colectivos, como el de empresas de seguridad privada, recogen la jubilación parcial como un derecho del trabajador.

En caso contrario, habría que conseguir un acuerdo con la empresa para poder acceder a la jubilación parcial. No es descabellado que algunas empresas quieran renovar sus plantillas y contratar a trabajadores jóvenes que aprendan de los veteranos apunto de jubilarse. Pero también hay que tener en cuenta que han desaparecido las bonificaciones en los contratos de trabajadores parcialmente jubilados.

Reducción de la jornada

La esencia de la jubilación parcial anticipada es trabajar menos horas, para disfrutar de un retiro parcial. Actualmente es posible reducir la jornada entre un 25% y un 75%.

Para poder reducir la jornada un 75% es obligatorio que la empresa contrate a un trabajador de relevo a jornada completa y con contrato indefinido.

En cambio, si la reducción de jornada oscila entre el 25% y el 50%, el trabajador de relevo puede ser contratado a tiempo parcial, por la parte proporcionalmente inversa a la reducción de jornada del trabajador parcialmente jubilado.

Contrato de relevo

Cuando un trabajador accede a la jubilación parcial antes de cumplir su edad ordinaria de jubilación, para la empresa es obligatorio contratar a un relevista.

El trabajador relevista tendrá un contrato de relevo indefinido o por una duración mínima equivalente al tiempo que le falte al trabajador parcialmente jubilado para acceder a la jubilación plena.

Este contrato puede ser a tiempo completo o a tiempo parcial, por la jornada que se haya reducido el trabajador relevado. En caso de que éste, se haya reducido la jornada al 25% será obligatorio que el contrato de relevo sea a tiempo completo.

Si no se celebra un contrato de relevo a tiempo completo, la reducción máxima de jornada sería del 50%.

Cotización obrera y patronal

La característica desfavorable de la jubilación parcial es que tanto empresa como trabajador están obligados a cotizar al 100%, como si la jornada no se hubiese reducido. Dicho de otro modo, se reduce la jornada, pero no la cotización a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS).

Esto es así desde el año 2023 y tras haber superado un periodo transitorio en el que gradualmente se han incrementado las cotizaciones hasta llegar al comentado 100%.

Pensión por jubilación parcial

La pensión de jubilación parcial se calcula siguiendo las mismas reglas que para la jubilación ordinaria: se debe calcular la base reguladora en el momento de jubilación parcial y aplicar el porcentaje correspondiente según los años cotizados hasta el momento de jubilación parcial, sin que se tengan en cuenta los años restantes hasta la jubilación plena.

Sin embargo, deben tenerse en cuenta la siguiente particularidad:

  • No se aplica ninguna penalización sobre la pensión, como sí ocurre en caso de jubilación anticipada voluntaria o involuntaria. Es la mayor ventaja de esta modalidad de jubilación.

Pensión mínima por jubilación parcial 2023

El importe de la pensión de jubilación parcial no puede ser inferior a la parte proporcional de la pensión mínima para la jubilación ordinaria, de acuerdo con la siguiente tabla, pues en caso contrario, no se puede acceder a la jubilación parcial.

Pensión mínima jubilación parcial 2023
Pensión mínima por jubilación parcial en 2023

¿Qué ocurre cuando se cumplen 65 años?

Cuando se cumple la edad ordinaria de jubilación, sean 65 años o sea una edad superior, dependiendo del tiempo cotizado durante la vida laboral, el trabajador pasará de jubilación parcial a jubilación plena.

Su pensión de jubilación se recalculará, teniendo en cuenta las cotizaciones de los últimos 25 años cotizados anteriores a la jubilación plena, incluyendo las cotizaciones durante los últimos años trabajados a tiempo parcial, que se elevarán como si se hubiesen cotizado a tiempo completo a efectos de calcular la jubilación plena.

Es decir, esa pensión se calculará como si nunca se hubiese reducido la jornada y no sufrirá ninguna penalización.

Ejemplos de jubilación parcial

Para ilustrar lo anterior, pongamos algunos ejemplos prácticos:

Ejemplo 1: Imaginemos un trabajador que quiere solicitar la jubilación parcial en 2023, con una edad de 63 años y 33 años cotizados. Tendrá que esperar hasta los 64 años y jubilarse en 2024, porque no tiene el tiempo cotizado suficiente para acceder a la jubilación parcial con 62 años y 4 meses.

Ejemplo 2: Otro ejemplo, imaginemos un trabajador que este año 2023 tiene una edad de 62 años y 35 años cotizados, quiere solicitar la jubilación parcial, pero no podrá hacerlo hasta que tenga cotizados 35 años y 9 meses, lo cual no ocurrirá hasta que cumpla 62 años y 9 meses. Esa será por tanto, su edad de acceso a la jubilación parcial.

Ejemplo 3: Finalmente, un trabajador, vigilante de seguridad, con 63 años, que tiene 40 años cotizados y solicita la jubilación parcial en 2023, reduciendo su jornada un 50%. La empresa contratará a un trabajador relevista (contrato de relevo), reducirá su jornada de trabajo en un 50% y solicitará la jubilación que le corresponda en esa fecha, la cual se reducirá también un 50%. Cuando llegue a la edad de 65 años, se le recalculará la pensión de jubilación plena en esa fecha, elevando las cotizaciones desde los 63 hasta los 65 años como si hubiese trabajado a tiempo completo.

Acumulación y concentración de jornadas

Resulta bastante interensante la posibilidad de calcular la jornada que le queda a un trabajador jubilado parcial hasta su jubilación plena, y concentrar todo el tiempo de trabajo efectivo en un periodo, normalmente inicial, de modo que una vez cumplido el mismo, el trabajador quede liberado del trabajo hasta su jubilación plena.

En tiempos pasados, tanto el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), como la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS), consideraban que esta práctica era un fraude, calificándola como una jubilación anticipada encubierta, para evitar la penalización.

En consecuencia, sancionaban severamente a empresas y trabajadores que realizaban la acumulación en el marco de la jubilación parcial: se revocaba la jubilación y se obligaba a devolver toda la pensión cobrada indebidamente, siendo responsables solidarios el trabajador y la empresa.

Pero las normas han cambiado, y desde octubre de 2017, el Tribunal Supremo permite la acumulación de jornadas, con matices y sin que su doctrina, esté exenta de crítica.

Requisitos para la acumulación de jornadas

Se admite realizar esta operación, tanto de forma anual, como plurianual, es decir, acumular la jornada parcial de varios años.

Es obligatorio mantener vigente el contrato de relevo y cotizar por el trabajador parcialmente jubilado hasta su plena jubilación, aunque ya haya cumplido su tiempo de trabajo y haya quedado liberado.

Actualmente el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha admitido este criterio, pues no quedaba otro remedio, vista la jurisprudencia del Tribunal Supremo, y la concentración de jornadas de jornadas en el marco de una jubilación parcial, ya no supone ningún problema.