Jubilación autónomo deuda seguridad social

Jubilación de un Autónomo con Deudas en la Seguridad Social

Una de las peores situaciones con la que puede encontrarse un autónomo, es que le denieguen la pensión de jubilación por tener deudas con la Seguridad Social. 

Existe una antigua norma, contenida en el Decreto 2530/1970, que sin embargo, sigue vigente y exige a los trabajadores por cuenta propia (autónomos) estar al corriente de pago para acceder a cualquier pensión o prestación de la Seguridad Social.

Si un autónomo tiene deudas exigibles con la Seguridad Social y quiere acceder en el futuro a la pensión de jubilación desde el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), es prioritario, de entre todas sus deudas, pagar las correspondientes a las cuotas del RETA.

En este artículo veremos las posibilidades frente a esta situación. Si necesitas consultar o contratar a un abogado especialista en pensiones, puedes escribir a través del formulario de consultas.

Deudas exigibles

Es importante distinguir qué deudas pueden afectar al acceso a la jubilación del autónomo (o a cualquier otra prestación) y qué deudas son inocuas, es decir, no afectan.

Cuotas de la Seguridad Social

Las deudas incompatibles con el acceso a la jubilación del autónomo son las correspondientes a las cuotas mensuales de la Seguridad Social, pero no otras distintas. Es decir, concretamente las cuotas mensuales que paga el autónomo para cotizar en el RETA y de las cuales nacen sus bases de cotización (que posteriormente servirán para calcular su pensión de pensión).

Sin embargo, no afectan para el acceso a la pensión de jubilación el impago de las cuotas patronales por trabajadores a cargo del autónomo ni por supuesto, deudas con otros organismos públicos como Ayuntamientos o Hacienda, o incluso entidades financieras o empresas, que nada tienen que ver con la Seguridad Social.

Deudas prescritas

Tampoco afectan para acceder a la pensión de jubilación las deudas prescritas por el transcurso del plazo de 4 años que contempla el reglamento de recaudación.

Incluso cuando estas deudas están relacionadas con las cuotas mensuales que debe pagar el autónomo a la Seguridad Social, no afectan si están prescritas y/o se declararon incobrables en el pasado por la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS).

Ahora bien, las mensualidades impagadas tampoco generarán derechos en materia de pensión, es decir, no servirán ni para cumplir el periodo de cotización mínima, ni para calcular la base reguladora, ni tampoco para calcular el porcentaje aplicable según los años cotizados. Puede afectar incluso para la penalización por jubilación anticipada.

Soluciones para la jubilación del autónomo con deudas

Llegada la edad de jubilación, el autónomo con deudas en la Seguridad Social tiene dos posibilidades: ponerse al día o solicitar un aplazamiento.

Invitación al pago

En el momento de solicitar la jubilación, el autónomo con deudas verá denegada su pensión, es decir, no se le reconocerá el derecho a cobrarla, aunque cumpla el resto de requisitos exigibles.

Sin embargo, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) realizará una invitación al pago para que el deudor satisfaga la deuda en el plazo de 30 días.

De no cumplir con dicho plazo, pero hacerlo posteriormente, se le reconocerá la pensión sin efectos retroactivos, es decir, desde la fecha de pago de la deuda.

Solicitud de aplazamiento (fraccionamiento)

Otra solución para acceder a la pensión de jubilación es acordar un aplazamiento de la deuda antes de solicitar la jubilación.

Esto puede hacerse en la sede electrónica de la Tesorería General de la Seguridad Social.

El plazo máximo para satisfacer la deuda de forma aplazada (fraccionada) es de 5 años. Además, se requerirá al deudor un pago inicial cuyo importe fijará el recaudador teniendo en cuenta que existen conceptos no aplazables y que debe constituirse una garantía mínima de un tercio de la deuda.

Compensación de la deuda con la futura pensión

No se admite la compensación de la deuda con su descuento fraccionado a cargo de la futura pensión de jubilación.

La ley no contempla esta posibilidad, por lo que el deudor deberá buscar otras formas de financiación privada u optar por un aplazamiento (fraccionamiento de la deuda) antes de solicitar su pensión de jubilación.

Más información sobre la jubilación de los autónomos

El Régimen Especial de la Seguridad Social (RETA) tiene normas especiales, también en materia de jubilación, como las explicadas en el presente artículo y otras de notable importancia, como la integración de lagunas o la jubilación anticipada para autónomos.

Si quieres conocer más detalles sobre la pensión de jubilación de los autónomos, puedes leer nuestra guía completa, que incluye enlaces a artículos con información más concreta, como el que acabas de leer ahora mismo.

Publicidad: Si quieres saberlo todo sobre la jubilación, no te pierdas mi nuevo libro De cara a la jubilación: información actualizada y adaptada a las últimas reformas + consejos para que tu pensión sea la mejor posible. Click en la imagen para compararlo: