Pagar seguridad social sin trabajar convenio especial

Pagar a la Seguridad Social sin trabajar

Es posible pagar a la Seguridad Social sin trabajar para conseguir una base de cotización mensual que ayude a mejorar nuestras futuras pensiones: jubilación, incapacidad permanente y muerte y supervivencia (viudedad, orfandad y pensión en favor de familiares).

Existen pluralidad de convenios especiales con la Seguridad Social, algunos incluso son gratuitos para su beneficiario. Os dejo una guía que recoge los más frecuentes y beneficiosos.

En este artículo vamos a centrarnos en el convenio ordinario, que no es gratuito, sino de pago. Veremos qué requisitos se exigen para suscribirlo y qué cuota mensual debe pagarse en cada caso.

Si necesitas consultar a un abogado especialista en pensiones y Seguridad Social, puedes poner en contacto con nosotros a través del buzón de consultas.

Finalidad del convenio especial

Suscribir un convenio especial con la Tesorería General de la Seguridad Social tiene un propósito único y claro: conseguir bases de cotización que servirán para calcular las futuras pensiones.

Hay personas que no tienen posibilidad de cotizar por motivos distintos, tal vez por estar desempleados y no tener acceso al subsidio para mayores de 52 años (que cotiza a efectos de jubilación). En esto casos, mediante el convenio especial pueden pagar a la Seguridad Social sin trabajar. Incluso hay personas que teniendo acceso al subsidio, quieren mantener la base de cotización de su anterior trabajo y necesitan hacer una aportación adicional, en cuyo caso pueden acogerse a un convenio especial combinado con el subsidio.

Claro que en muchos casos (no todos) estas bases de cotización no son gratis, sino a cambio de una cuota mensual que se paga en función de la base de cotización elegida.

¿Qué bases de cotización se pueden elegir?

Según el literal de la Orden TAS/2865/2003 que regula el convenio especial:

  1. La base de cotización máxima, cuando se haya cotizado al menos 24 meses durante los 5 años anteriores a la suscripción del convenio. Este año 2023 la máxima sería 4.495 euros.
  2. El promedio de las últimas 12 bases de cotización del interesado.
  3. La base de cotización mínima correspondiente al RETA, que este año sería de 950,98 euros mensuales.
  4. Una base de cotización comprendida entre las anteriores. 

¿Qué cuota se debe pagar?

Este año 2023 la cuota viene determinada por la correspondiente Orden en materia de cotizaciones, que para nuevos convenios ordinarios suscritos con la Seguridad Social, sigue la siguiente fórmula:

Cuota mensual = (Base de cotización x 28,3% x 0,94) + (Base de cotización x 0,6%).

Esto supone que una persona que elige una base de cotización de 2.000 euros, tendía que pagar una cuota mensual de 535,04 euros según la siguiente fórmula:

Cuota mensual = (2.000 euros x 28,3% x 0,94) + (2.000 euros x 0,6%).

El 0,6% corresponde al Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) que entró en vigor este año 2023 y que se irá incrementando progresivamente un 0,1% cada año.

Publicidad: Si quieres saberlo todo sobre la jubilación, no te pierdas mi nuevo libro De cara a la jubilación: información actualizada y adaptada a las últimas reformas + consejos para que tu pensión sea la mejor posible. Click en la imagen para compararlo:

Requisitos para suscribir el convenio especial

No todo el mundo puede suscribir un convenio especial: es necesario tener cotizados 1080 días (3 años) dentro de los últimos 12 años; debe solicitarse dentro de los plazos que se exponen a continuación y además, debe encontrarse en alguna de las siguientes situaciones determinantes que dan derecho a suscribir el convenio:

  • Trabajadores que cesen en un trabajo o como autónomos (incluyendo bajas voluntarias) y no estén comprendidos en otro régimen de la Seguridad Social.
  • Trabajadores o autónomos en situación de pluriempleo o pluriactividad, que cesen en un trabajo o actividad, siempre que acrediten 1080 días de cotización mínima en esta situación de pluriactividad.
  • Trabajadores que cesen en un trabajo y sean contratados en otro con menores bases de cotización, aunque les contrate el mismo empresario.
  • Desempleados que estén cobrando la prestación y se les extinga la misma, aunque empiecen a cobrar el subsidio por desempleo.
  • Pensionistas por incapacidad permanente total para la profesión habitual, que hubiesen cesado en algún trabajo posterior a esa incapacidad y compatible con la misma.
  • Personas a quienes se haya revocado una pensión por incapacidad permanente debido a un expediente de revisión por mejoría o error de diagnóstico.
  • Pensionistas de jubilación o incapacidad permanente a quienes se anule su pensión por sentencia o por cualquier otra causa.

Plazo y forma de tramitación del convenio especial

Este convenio se tramita en la Tesorería General de la Seguridad Social mediante el formulario TA-0040. Se puede hacer mediante registro o internet.

El plazo para solicitarlo es de 1 año desde que nació el derecho por alguna de las situaciones explicadas en el apartado anterior.

Y la fecha a efectos económicos, si se presentó la solicitud dentro de los 90 días siguientes al nacimiento del derecho, se puede elegir entre: el día que nació el derecho, o el día en que se presenta la solicitud. Y si la solicitud se presentó transcurridos esos 90 días, los efectos del convenio serán desde la fecha de solicitud.

Alta como autónomo

El alta como autónomo en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos es la alternativa que muchas personas piensan para pagar a la Seguridad Social sin trabajar.

Pero realmente, este alta es irregular (ficticia) si no se ejerce una actividad económica. Además, comporta toda una serie de obligaciones fiscales (liquidar trimestrales, anuales, etc).