Convenio especial seguridad social cuota

Cotizar sin trabajar: Convenio especial con la Seguridad Social

Algunas personas necesitan hacer aportaciones a la Seguridad Social para mantener o mejorar el nivel de cotización de cara a su jubilación. Habitualmente esta necesidad surge por haber perdido un empleo. Para estos casos existe una posibilidad (entre otras) de cotizar sin trabajar: el convenio especial con la Seguridad Social.

Realmente existen diversos tipos de convenio especial, algunos gratuitos y otros a cambio del pago de una cuota mensual. En este artículo vamos a explicar los más comunes.

Gracias a estos convenios especiales sus beneficiarios pueden conseguir bases de cotización que servirán para calcular sus futuras pensiones: jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia (viudedad, orfandad, pensión en favor de familiares).

Publicidad: Si quieres saberlo todo sobre la jubilación, no te pierdas mi nuevo libro De cara a la jubilación: información actualizada y adaptada a las últimas reformas + consejos para que tu pensión sea la mejor posible. Click en la imagen para compararlo:

Invertir en un convenio especial ordinario

El convenio especial ordinario permite pagar a la Seguridad Social una cuota mensual a cambio de una base de cotización que se integrará en la vida laboral del interesado para calcular su futura pensión de jubilación, incapacidad permanente, viudedad u orfandad.

Además de cotizar sin trabajar, al suscriptor del convenio especial se le considerará en situación asimilada al alta, lo cual es requisito para acceder a algunas pensiones, por ejemplo, la jubilación anticipada voluntaria.

Cuota del convenio especial en 2023

La cuota mensual depende de la base de cotización que se elija por el interesado. Por ejemplo, para una base de cotización de 2.500 euros corresponde una cuota de 680,05 euros, y para una base de cotización de 1.500 euros corresponde una cuota mensual de 408,03 euros.

La fórmula sería la siguiente:

Cuota mensual = (Base de cotización x 28,3% x 0,94) + (Base de cotización x 0,6%).

Tenéis información ampliada en este artículo:

Convenio especial y subsidio para mayores

Un supuesto muy frecuente de suscripción de convenio especial surge cuando se agota la prestación por desempleo y se empieza a cobrar y cotizar mediante subsidio para mayores de 52 años.

En efecto, este subsidio cotiza por el 125% de la base mínima, que este año 2023 equivaldría a 1.575 euros mensuales que corren a cargo del SEPE (a partir de ahora, llamado Agencia Española de Empleo).

Se trata de una cotización generosa, pero no siempre suficiente. Algunas personas cuyos empleos anteriores cotizaban bastante por encima de esa cifra (lo cual no es poco frecuente), necesitan hacer aportaciones adicionales para mantener ese nivel, pues en caso contrario, su pensión de jubilación puede verse perjudicada si se mantienen un tiempo considerable con un nivel de cotización bajo.

Cuota del convenio especial combinado con el subsidio para mayores en 2023

En este caso especial, la cuota mensual es inferior si la comparamos con la del convenio ordinario explicado anteriormente, porque la cotización del subsidio corre a cargo del SEPE. De este modo, la fórmula sería la siguiente (de acuerdo con la Orden PM/74/2023):

Cuota mensual = (Base de cotización total x 28,3% x 0,14) + (Base de cotización adicional al subsidio x 28,3% x 0,80) + (Base de cotización adicional al subsidio x 0,6%).

Os dejo un artículo completo con detalles y ejemplos prácticos:

Convenio especial por despido colectivo

Otra modalidad singular de convenio es el de obligado cumplimiento para empresas que realizan despidos colectivos a mayores de 55 años.

En estos casos, las empresas deben financiar un convenio especial en favor de los trabajadores despedidos por el promedio de las bases de cotización de los 6 últimos meses trabajados en la empresa.

Dicho convenio se iniciará cuando el trabajador despedido termine de cobrar la prestación por desempleo (paro) y se extenderá hasta que cumpla 63 años, salvo que el despido hubiese sido por causas económicas, en cuyo caso, se extiende hasta los 61 años.

A partir de esa edad, el trabajador las cuotas del convenio corren a cargo del trabajador hasta su jubilación ordinaria o anticipada.

Os dejo un artículo con toda la información detallada:

Convenio especial para cuidadores no profesionales

Resulta muy interesante esta modalidad de convenio especial para cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia porque desde el año 2019 corre a cargo del Estado, es decir, el IMSERSO ingresa las cuotas en favor del cuidador no profesional y a este la cotización le sale gratis, de forma indefinida, hasta que el convenio se extinga.

Es requisito cuidar a una persona en situación de dependencia reconocida por el organismo administrativo competente en la comunidad autónoma.

La base de cotización en estos casos es la mínima (este año 2023 serían 1.260 euros) salvo que la persona dependiente tenga reconocido el grado moderado (grado I) en cuyo caso, la base de cotización mensual equivale al 50% de la base mínima (esta años 2023 serían 630 euros).

Es posible incrementar las bases de cotización asumiendo las cuotas por la diferencia entre la base de cotización mínima (o el 50% de la misma) y la base que desee el interesado.

Os dejo un artículo ampliado y detallado:

Otras formas de cotizar sin trabajar

Existen diferentes modos de cotizar sin trabajar de forma legal, por ejemplo, se cotiza mediante el subsidio, cobrando el paro o durante una excedencia por cuidado de hijos.

Sin embargo, las altas ficticias en en Régimen de la Seguridad Social son irregulares y sancionables. Por ejemplo, estar de alta en la empresa de un familiar o amigo sin trabajar efectivamente o de alta como autónomo sin ejercer ninguna actividad económica.

En esos casos, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, además de sancionar por esa alta ficticia ilegal, la anulará con efectos retroactivos en la vida laboral del trabajador.