Pensión por Jubilación NO contributiva 2024

Pensión jubilación no contributiva

Quienes no han cotizado lo suficiente para cobrar una pensión de jubilación contributiva, y además, carecen de rentas y residen en España, pueden solicitar una pensión de jubilación no contributiva.

A esta modalidad de jubilación pueden acceder tanto españoles como inmigrantes en situación regular, siempre que residan en España.

La pensión de jubilación no contributiva, al contrario que la contributiva, no es para siempre, solo se puede cobrar mientras:

  • No se tengan otros ingresos (el límite explicado en este artículo).
  • Se mantenga una residencia legal y regular en España (no se puede cobrar si se reside habitualmente en el extranjero).

Este año 2024 la pensión por jubilación no contributiva se ha incrementado un 6,9%, situándose en 517,90 euros mensuales por 14 pagas, quedaría del siguiente modo:

Pensión por jubilación no contributiva año 2024
Pensión por jubilación no contributiva año 2024

Publicidad: Si quieres saberlo todo sobre la jubilación, no te pierdas mi nuevo libro De cara a la jubilación: información actualizada y adaptada a las últimas reformas + consejos para que tu pensión sea la mejor posible. Click en la imagen para compararlo:

Cotización mínima para la jubilación contributiva

Para poder cobrar una pensión de jubilación contributiva es necesario tener cotizados como mínimo 15 años durante la vida laboral, o el tiempo que corresponda si se ha trabajado a tiempo parcial.

Además, también es necesario contar con un mínimo 2 años entre los 15 anteriores a la jubilación, o el tiempo equivalente a tiempo parcial.

Para alcanzar estos mínimos, cuentan tanto las cotizaciones españolas como las extranjeras, es decir los periodos cotizados en países con convenio de cooperación en materia de Seguridad Social.

Sin embargo, cuando una persona, llegada la edad de 65 años, no ha cotizado los mínimos citados, no es posible acceder a una pensión de jubilación contributiva, en cuyo caso, puede valorarse una pensión no contributiva, si se cumplen los requisitos que se explican a continuación.

No tener ingresos a nivel personal ni familiar

La pensión de jubilación no contributiva solo es accesible si el solicitante carece de rentas o ingresos, tanto a nivel personal, como a nivel familiar. Si se superan los parámetros de renta que explico a continuación, se deniega la pensión.

Rentas personales

Se cumple el requisito de carencia de rentas cuando no se tienen ingresos a nivel personal y en cómputo anual superiores a 7.250,60 euros anuales (esta cifra es para 2024 y coincide con la cuantía máxima de la pensión no contributiva.

Si se tienen ingresos inferiores a esa cifra, se puede cobrar la jubilación no contributiva por un importe reducido según el nivel de ingresos; se explicará más adelante en este mismo artículo.

Rentas familiares

También deben valorarse los ingresos y rentas de la unidad familiar. Se tendrán en cuenta cuando el solicitante de la pensión no contributiva conviva con su cónyuge o familiar hasta segundo grado: hijos biológicos o adoptados, hermanos, padres, abuelos o nietos.

Los ingresos o rentas que no deben superarse a nivel familiar se observan en la siguiente tabla, que se distinguen según los convivientes sean padres / hijos, u otros familiares.

Límite de ingresos para cobrar la pensión por jubilación no contributiva en 2024
Límite de ingresos para cobrar la pensión por jubilación no contributiva en 2024

¿Qué se entiende por rentas o ingresos?

Cualquier cantidad obtenida por el pensionista puede computar como ingreso o renta a los efectos comentados anteriormente: actividades económicas, rendimientos de capital, propiedad o usufructo del interesado como, por ejemplo, la renta de alquiler de un piso, o una plusvalía obtenida por la venta de este.

Las herencias, algo que suele generar muchas dudas, no se consideran ganancias patrimoniales de acuerdo con la normativa fiscal, por tanto, no cuentan a estos efectos, sin embargo, sí que se puede considerar como ganancia la venta del patrimonio procedente de una herencia.

Los ingresos o rentas computan en bruto a efectos de determinar si superan o no las cantidades citadas anteriormente.

Si se obtienen rentas hay que comunicarlo al organismo competente. Se comprueban el cumplimiento y el mantenimiento del requisito de rentas solicitando información a la Agencia Tributaria, sin perjuicio de que pueda solicitar determinada documentación al interesado.

Residir en España

Para cobrar la pensión de jubilación no contributiva es necesario residir en España.

Además, se exige haber residido legalmente un mínimo de 10 años, de los cuales, al menos 2 años deben ser consecutivos e inmediatamente anteriores a la solicitud de la pensión de jubilación no contributiva. Es posible acumular los años de residencia en otros países del Espacio Económico Europeo o Suiza.

Para el mantenimiento de la pensión es obligatorio seguir residiendo en España. No se puede abandonar territorio español por más de 90 días a lo largo del año, salvo que esta ausencia estuviese justificada por enfermedad.

Cuantía de la pensión de jubilación no contributiva 2024

De acuerdo con la reforma de las pensiones aprobada en marzo de 2023 es objetivo para el Gobierno suprimir la brecha existente entre las pensiones no contributivas y el umbral de pobreza para un hogar unipersonal.

De modo que, la cuantía para este año 2024 se ha incrementado un 6,9% (porcentaje que supera la revalorización del resto de las pensiones), situándose en 7.250,60 euros anuales, en 14 pagas mensuales de 517,90 euros.

Si se convive con otro beneficiario

Puede que en un domicilio dos personas sean beneficiarias de la pensión de jubilación no contributiva. Incluso tres personas; por ejemplo, un matrimonio y la madre de uno de ellos.

En estos casos, se cobra una pensión íntegra, más un 70% por cada beneficiario y la cuantía sumada, se divide entre el número de beneficiarios. 

Las cifras para este año 2024 son las siguientes:

Pensión por jubilación no contributiva año 2024
Pensión por jubilación no contributiva año 2024

Reducción de la jubilación no contributiva si se tienen ingresos

Esta pensión no contributiva puede combinarse con ingresos, siempre que no se superen los límites expuestos en las anteriores tablas.

Si no se superan ingresos personales por 2.537,71 euros anuales (el 35% de las rentas individuales explicadas en el apartado anterior), la pensión no contributiva se mantiene intacta (cuantía íntegra).

Si el pensionista tiene ingresos que superan a 2.537,71 euros anuales, las que excedan de esa cuantía, se rebajan de la pensión.

Por ejemplo, un beneficiario de una pensión de jubilación no contributiva pero además, tiene ingresos de 5.000 euros al año, con lo cual excede el límite en 2.462,29 euros al año, que se descontarán de su pensión no contributiva.

De modo que la pensión se reduciría 2.462,29 euros al año, que dividida por 14 pagas serán 175,87 euros mensuales.

Complemento por alquiler

Los beneficiarios de una pensión no contributiva que vivan de alquiler pueden solicitar un complemento de 525 euros al año, en un solo pago.

Para cobrar ese complemento se tienen que cumplir los siguientes requisitos:

  • Tener un contrato de alquiler firmado por una duración mínima de 1 año.
  • No tener ninguna vivienda en propiedad.
  • Haber vivido de alquiler como mínimo 180 días.
  • Que la vivienda alquilada no sea propiedad del cónyuge ni de un familiar hasta 3er grado.

¿Dónde solicitar una pensión no contributiva?

La solicitud y gestión de esta pensión no se realiza ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS); corresponde a los órganos autonómicos con competencia en servicios sociales, pues su competencia está transferida a las comunidades autónomas. En el caso de Ceuta y Melilla compete al Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO).

Scroll al inicio