Convenio especial subsidio mayores 52

Convenio especial y subsidio para mayores de 52 años

Una opción para mejorar la futura pensión de jubilación, viudedad, orfandad, etc., es combinar el convenio especial con el subsidio para mayores de 52 años.

Este subsidio especial para mayores cotiza en favor de su beneficiario (el resto no), pero solo a efectos de jubilación y por una base del 125% de la base de cotización mínima, que este año 2023 es de 1.575 euros mensuales.

Para algunas personas esta base de cotización puede ser inferior a la que tenían en su anterior empleo, motivo por el cual puede interesarles combinarla con un convenio especial para mantener su nivel de cotización.

En este artículo veremos algunos ejemplos que nos ayudarán a comprender si conviene o no realizar esta combinación. Si quieres una valoración personalizada con un abogado especialista en pensiones, puedes escribir a través del buzón de consultas.

Cuota del convenio especial combinado con el subsidio

La cuota mensual que deberá pagar el interesado, en este caso es inferior que la de un convenio especial ordinario, porque parte de la misma la asume el SEPE (que en breve pasará a denominarse Agencia Española de Empleo), concretamente la que corresponde al subsidio, aunque solo por la parte correspondiente a la contingencia de jubilación (no por otras contingencias como incapacidad, viudedad u orfandad).

De este modo, descontado la cuota correspondiente al SEPE (o Agencia Española de Empleo), para una base total de 3.000 euros mensuales correspondería una cuota 450,03 euros mensuales según la siguiente fórmula:

Cuota mensual = (Base de cotización total x 28,3% x 0,14) + (Base adicional al subsidio x 28,3% x 0,80) + (Base adicional al subsidio x 0,6%)

Cuota mensual = (3.000 x 28,3% x 0,14) + (1.425 x 28,3% x 0,8) + (1.425 x 0,6%).

Esta fórmula esta determina en la Orden de cotización de 2023. La explicación para la misma es la siguiente: el subsidio cotiza por jubilación (0,8) por tanto, solo debe pagarse el exceso por dicha contingencia. En cambio debe aplicarse (0,14) por toda la base porque corresponde a las contingencias de incapacidad, viudedad y orfandad, no cubiertas por el subsidio. Y el 0,6% adicional que se observa en la fórmula corresponde al mecanismo de equidad intergeneracional (MEI) que se aplica a partir de 2023 a todas las cotizaciones que cubren la jubilación, con el fin de nutrir el fondo de pensiones.

Publicidad: Si quieres saberlo todo sobre la jubilación, no te pierdas mi nuevo libro De cara a la jubilación: información actualizada y adaptada a las últimas reformas + consejos para que tu pensión sea la mejor posible. Click en la imagen para compararlo:

¿Vale la pena pagar una cuota de convenio si estoy cotizando por subsidio?

Es una cuestión muy personal, dependerá de las circunstancias de cada uno. No existe una respuesta estándar o una cifra determinada para generalizar que «si pagas X dinero de convenio especial, conseguirás una mejora de X euros en tu pensión de jubilación».

El cálculo de la futura pensión es complejo e incluye muchas variables, por lo que hay que valorar los casos de forma individualizada.

Para mantener una base alta

Si una persona ha cotizado bien durante toda la vida y va a estar 5 ó 6 años cotizando por subsidio para mayores hasta su jubilación, probablemente le merezca la pena complementar durante un tiempo la cotización del subsidio con un convenio especial.

Por ejemplo, usando el simulador, una persona que toda la vida ha cotizado entre 2.500 y 4.000 euros mensuales, si empieza a cobrar el subsidio en julio de 2023, su pensión de jubilación ordinaria en octubre de 2028 sería de 3.005 euros brutos mensuales por 14 pagas. En cambio si le sumamos un convenio especial por una base de 1.500 euros adicionales (una cuota mensual de unos 450 euros euros al mes), la pensión sube a 3.290 euros por 14 pagas. Si le sumamos una base de cotización de unos 3.000 euros mensuales (una cuota de unos 850 euros mensuales), la pensión sube a 3.560 euros por 14 pagas (habría que ver si la pensión máxima para 2028 alcanza esa cifra o no).

Luego, existe una variable que nadie conoce, la fecha de su muerte, pero pagar 450 euros mensuales durante 5 años para incrementar la pensión unos 300 euros durante toda la vida, parece una buena inversión.

En cambio, si se va a cotizar por subsidio poco tiempo, 1 ó 2 años, probablemente aunque exista una merma en la cotización, al ser por un periodo escaso de tiempo, no haga mella suficiente en la pensión resultante que justifique invertir el dinero en una cuota de convenio especial, máxime si la jubilación es posterior a 2026 y se aplica el sistema de doble cálculo que permite eliminar las peores cotizaciones.

Para mejorar una base media / baja

Para personas que durante su vida laboral tienen una cotización irregular o bases de cotización más reducidas, el subsidio procura una base de 1.575 euros mensuales (este 2023) por lo que puede mantenerse el nivel de cotización y de la futura pensión de jubilación.

Aunque es cierto que, si el bolsillo lo permite, invertir en un convenio especial siempre mejorará la futura pensión de jubilación. Cuánto más azúcar, más dulce.

Para mi libro, realicé una serie de cálculos con una persona que tras cotizar como autónomo por la mínima durante muchos años, posteriormente tuvo un trabajo con una buena base de cotización. Cobrando el subsidio a partir de 2023 e invirtiendo 600 euros al mes hasta 2034 (año de jubilación ordinaria), el simulador decía que su pensión mejoraría desde 1.200 euros hasta 1950 euros por 14 pagas.

Para cubrir otras contingencias

Si se no se tiene muy buena salud y se quieren mejorar las cotizaciones para futuras contingencias como la incapacidad permanente, viudedad o la orfandad, lo cual también debe valorarse de forma individualizada, puede ser conveniente pagar una cuota de convenio especial.

En nuestro despacho ofrecemos estudios individualizados para comprobar si merece la pena o invertir en un convenio especial con la Seguridad Social.