Pensión jubilación reglamentos comunitarios europa

Jubilación por Reglamentos Comunitarios (Europa)

En este artículo te explicamos la jubilación por los Reglamentos Comunitarios, aplicables a los países del Espacio Económico Europeo y Suiza.

Cada día es más habitual que la gente que se jubila haya cotizado en varios países debido a los fenómenos migratorios y la globalización. En estos casos, es posible totalizar los periodos cotizados en todos los países a fin de calcular la pensión de jubilación según las normas de los Reglamentos Comunitarios.

Esta normativa puede favorecer al pensionista, que de otro modo, tal vez no cumpliría los requisitos de acceso a la jubilación o los cumpliría en peores condiciones.

Si quieres consultar con un abogado, escríbenos.  😉

Aplicación de los Reglamentos Comunitarios

En materia de jubilación existe el Reglamento (CE) n.º 883/2004, que se aplica a todos los países del Espacio Económico Europeo y Suiza.

Es posible cobrar más de una pensión en distintos países. Cada país pagará la pensión que le corresponda, que se calculará según las normas de los reglamentos y sus propias normas (las normas del país en cuestión).

También se puede solicitar la pensión de jubilación en un país y retrasarla en otro, por ejemplo, si no se ha cumplido la edad ordinaria para la jubilación en ese país y no se quiere anticipar para evitar penalizaciones.

En lo concerniente al reconocimiento y al cálculo de la pensión, son aplicables también las normas de los diferentes países en los que se ha cotizado. Es decir, un país extranjero, por ejemplo, Alemania, no está obligado a reconocer y calcular una pensión según las normas españolas, sino que la calculará según sus propias normas, las alemanas.

Puede que no se reconozca la pensión en países en los que se haya trabajado y cotizado durante menos de un año. Esto dependerá de las normas del país en cuestión, aunque ese periodo compute a los efectos que se explican a continuación.

Cobrar varias pensiones

Es posible que se reconozcan varias pensiones de jubilación si se ha generado derecho a cobrarlas en varios países, según las normas de estos, teniendo en cuenta la totalización (suma) de periodos.

Por ejemplo, en España se exige una cotización mínima 15 años y de 2 años en los últimos 15. Para alcanzar ese periodo se puede sumar todo el tiempo trabajado en España y en otros países del Espacio Económico Europeo o Suiza.

Los Reglamentos Comunitarios establecen un proceso de comparación de varias pensiones calculadas según: 

  • Las normas comunitarias,
  • Las normas españolas y,
  • En caso de existir, las normas de algún convenio bilateral que pueda ser de aplicación. 

De entre ellas, se reconoce y se paga la más favorable.

Calculo de la pensión de jubilación por los Reglamentos Comunitarios

Dependiendo de cada caso, pueden darse dos situaciones:

  • Que sea posible el reconocimiento de una pensión en España sin totalizar los periodos cotizados en otros países;
  • Que solo sea posible reconocer una pensión comunitaria. Es decir, mediante la totalización, porque con las cotizaciones españolas no sería suficiente para el reconocimiento.

Cálculo de la pensión teórica

Es una pensión calculada según las normas españolas, como si todos los periodos cotizados en los diferentes países miembros se hubiesen cumplido en España.

El procedimiento se inicia tomando las bases de los últimos 25 años cotizados en España, que no necesariamente tienen que ser los últimos 25 años, si se han trabajado en el extranjero. (Debe tenerse en cuenta el periodo ampliado a partir de 2026).

Estas bases deben actualizarse de acuerdo con la evolución del IPC y dividirse entre 350.

Finalmente, sobre el resultado se aplica el porcentaje que corresponda, teniendo en cuenta todos los años cotizados en todos los países miembros. En este caso sería un 100% ya que supera los 37 años cotizados en total.

Prorrata temporis

Una vez realizado el cálculo de la pensión teórica, hay que prorratearlo de acuerdo con los años trabajados en España. Se dividen los periodos trabajados en España entre la totalidad de los periodos trabajados en todos los países miembros.

Los periodos de trabajo en el extranjero que excedan de los necesarios para cobrar el 100 % (37 años) no se cuentan. Esto favorece al pensionista.

Por ejemplo, si trabaja en España un total de 35 años, y en Francia un total de 6 años. Esto supone que en España trabajó un 85,36 % de su vida laboral, y, en principio, ese debería ser el porcentaje de pensión calculada según las normas españolas que pagase España. Siendo el 14,64 % restante a cargo de Francia por la pensión calculada según las normas francesas.

Sin embargo, como en España con 37 años es suficiente para cobrar una pensión de jubilación al 100 %, nuestro país le pagará el 94,59 % de la pensión de jubilación calculada según las normas españolas. Pudiendo, además, cobrar la pensión que le corresponda en Francia por los 6 años trabajados en ese país y calculada según sus normas.

Pensión autónoma

Cuando es posible reconocer una pensión sin necesidad de totalizar los periodos trabajados en otros países (porque se cumplen todos los requisitos para ello), se realiza un doble cálculo por el INSS: se calcula la pensión teórica prorrateada, que se acaba de explicar en el apartado anterior, y, además, se calcula una pensión de acuerdo con las normas españolas, es decir, omitiendo el trabajo o la cotización en el extranjero.

Se comparan ambas y se reconoce la más elevada.